News

Elecciones en México 2018.

Dicen por ahí que cuando la alarma suena, no hay claroscuro que valga.

Disipar toda nebula y hablar claro se convierte en un ejercicio mandatorio. 

De sobra esta decir que habemos quienes no solo comulgamos con horizontes políticos que reconfiguren y reviertan los imbalances históricos, sociales, culturales, económicos y epistémicos a los que hemos sido sujetos como cuerpos racializados en el sur global, sino que a través de nuestro trabajo en cualquiera de sus aristas, hemos apostado por la creación de plataformas de participación política que no están sujetas a las condicionantes hegemónicas de entender el poder.

De la determinación de Amílcar Cabral a la avidez de Kwame Ture,  de las aportaciones de Lélia Gonzalez a la fortaleza de Berta Cáceres, de la hora pico en Pantitlán a un lunes cualquiera en el sur del Bronx, de un canto diaspórico en Kuregem a un sonar vernáculo en Lloréns Torres, mi formación política empieza en el cuerpo y apuesta claramente al desmantelamiento de los modelos neoliberales vigentes en el mundo.

En esa medida, entiendo que la situación actual de México tiene heridas y conflictos estructurales que datan desde su formación como “República Independiente”, los cuales son muchísimo mas complejos que la erradicación de la corrupción como un agente tóxico aislado. 

Del mismo modo, soy enfático al identificar la miserable y mezquina postura del mediocre ‘liberalismo blanco ilustrado’ mexicano en su carrera por despolitizar a la sociedad civil o por instigar un voto que perpetúe el panorama de explotación bajo el cual millones de mexicanos viven en situaciones de pobreza extrema mientras 16 familias concentran mas del 90% de las riquezas de todo el país.

No debemos leer la posible victoria de Andrés Manuel el domingo como el último escalón en la carrera por la transformación del país, sería extremadamente ingenuo, por el contrario, debe ser un fuerte llamado a la organización de base, a la posibilidad tangible de exigir y demandarle enérgicamente procesos de negociación y dialogo que socializan las posiciones de poder, en donde ya no parezca inaudito que la voz y necesidades del ‘ciudadano de a pie’ tengan legitimidad.

Deseo de todo corazón que Andrés Manuel gane este domingo y se respeten las condiciones del sentir popular, pero primordialmente espero que esta pequeñísima ventana que parece abrirse, funja como un revulsivo que nos empuje a seguir trabajando hasta conquistar otras avenidas y procesos políticos que sean tan coherentes como el mas justo de nuestros diseños colectivos de bienestar social.

Bocafloja

Bronx, NY, Junio 2018.

Quilomboarte / Sociedad Cimarrona

Screen Shot 2018-06-30 at 11.45.11 AM.png